Prácticas cristalizadas y prácticas emergentes: inventando usos para Twitter

El servicio de nano-blogging Twitter ha dado pie al despliegue de todo tipo de banalizaciones. Creo que este tipo de interpretaciones surgen en parte, como lo comenté en otro artículo, de una interpretación cerrada acerca de lo que constituye una práctica social.

Si twittear implica escribir cada 5 minutos acerca del estado de mi fisiología, de si estoy aburrido, etc.; puede resultar irrelevante para muchos. Pero si tomamos otro punto de vista y vemos twitter como un espacio que se abre para la invención de prácticas que me ayuden a mejorar mi vida, el horizonte puede tomar otro color.

Lo mismo pasa con cualquier práctica, resulta interesante ver como distintos observadores definen de distinta manera una práctica dada, como por ejemplo el blogging, y en función de su propia definición invalidan otros usos o articulaciones diferentes de dicha práctica que usa tecnologías de blogging. En el artículo (¿Es esto un blog?) de La Clase Abierta, hay una interesante reflexión sobre esta cuestión.

En relación con este tema de inventar nuevas prácticas, me sorprendió e interesó mucho un artículo sobre twitter, y su aplicación a prácticas educativas, que conocí precisamente gracias a un tweet de Pablo Bongiovani. Dicho artículo comienza citando el propio rechazo inicial del autor a twitter y cita un articulo de la revista Wired que analiza este fenoméno de banalización de twitter (el mencionado artículo comienza con la frase: “Twitter es una aplicación que a la gente le encanta odiar”) y que lo ayudó a ver el fenómeno Twitter desde otro punto de vista.

Va mi versión libre de los usos mencionados en el artículo de aplicaciones educativas de Twitter:

  • Brinda un espacio conversacional permanente para el curso: Si los alumnos de un cursos se transforman en usuarios de twitter y se siguen mutuamente, pueden generar conversaciones durante la clase y también fuera de la misma que aplian y dan contexto real a los contenidos del curso.
  • Curso como comunidad: el espacio de viculación en esta red social les puede dar un mayor sentido de comunidad, de personas con una vida fuera de la clase, en lugar de alumnos asistiendo a un curso. Esto trae benficios adicionales para el profesor, como por ejemplo comenzar a tener una idea acerca de que tipo de personas constituyen su auditorio.
  • Sensibilidad al mundo: el Public Timeline de Twitter puede ser un espacio interesante para monitorear a que prestan atención las personas al rededor del mundo, con los sesgos propios de la penetración de este servicio a nivel global.
  • Monitoreo de una palabra: mediante el comando “track” se puede monitorear una palabra en twitter y escuchar opiniones de personas de distintos puntos del planeta.
  • Monitoreo de una conferencia: esta es una aplicación genial que permite multiplicar la forma de participación en este tipo de eventos. Cada vez más eventos generan una cuenta de twitter para informar acerca de su desarrollo. Los participantes del evento pueden “tuitiar” durante el evento lo que comienza a generar una suerte de conversación virtual en tiempo real que puede incluir hasta a los que esta exponiendo en un dado momento. Los que no asisten al evento también pueden participar en esta conversación y tener un “feeling” de lo que esta sucediendo. Una ocasión en la que participé de este tipo de experiencia fue en DDW. Simultaneamente se puede hacer un tracking con el nombre del evento para monitorear su mención en la “tuitósfera” (disculpen eh? :-) ).
  • Seguir a una persona (celebridad/político/profesional): para muchos estudiantes puede ser una gran experiencia de aprendizaje seguir a alguna persona relevante dentro de su dominio. En Argentina para muchos periodistas que he escuchado, resulta valiosa la presencia en twitter y en la blogósfera, de Darío Gallo (su twitter).
  • Recibir feedback instantáneo: Si como profesor tenés una duda acerca de, por ejemplo, si tus alumnos conocen a un determinado autor, puedes preguntarloía twitter y recibirás respuestas, siempre está ON.
  • Cuaderno de notas público: un espacio para inspirar a otros y para recibir inspiración, con reflexiones, frases, etc. Muy útil en contextos de brainstorming y otros espacios creativos.
  • Asignación de tareas para realizar en twitter: puede ser una herramienta para practicar escritura, investigar fenómenos sociales, coordinar acciones, etc, etc.

¿Sugiere mucho más para inventar no?

¿TE GUSTO ESTE ARTICULO?
SUBSCRIBITE A LAS ACTUALIZACIONES DEL BLOG - No te pierdas nunca más un artículo, y además recibí como regalo especial el paper: ¨Las 12 claves del liderazgo del futuro¨. (No nos gusta el spam)

Comments

  1. says

    Mi comentario no se trata de twitter, pero a raíz de una de las aplicaciones que mencionas más arriba, la de seguir a una celebridad o político. En estos días he descubierto que Mariano Rajoy en España tiene Facebook y lo actualiza permanentemente, su estado, y todo lo que implica. Me sorprendió gratamente porque es una persona que suele tener opiniones escandalosas por lo absurdas (la última fue sobre los inmigrantes) y conservadoras, pero está a la vanguardia tecnológica. tiene varios miles de “friends” que siguen sus pasos por FAcebook. Interesante fenómeno. Hasta consideré en agregarlo para enterarme, pero he desistido. Sobre Twitter tengo para decir que algunos lo utilizan para registrar pensamientos. Ejemplo: Martín Varsavsky al final lleva una bitácora de pensamientos que luego puede llegar a expandir y converti en un post o simplemente dejarlos en el aire. Aunque esta semana como lanzó Twitxr, puso foto y comentario a momentos que estaba viviendo. Saltó su propia barrera. Saludos desde Madrid!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *