Hacer historia no es solo para próceres

Estamos iniciando un proyecto de formación de emprendedores y cultivo de comunidades de emprendimiento al que denominamos: Proyecto Hacer Historia. En el equipo organizador del programa discutíamos la idea de hacer historia, y nos preguntabamos si podría sonar demasiado desafiante o pretenciosa, por lo que me parecía interensante abrir una conversación al respecto.
Cuando en Innova nos referimos a este concepto, no estamos pensando en el concepto de hacer historia como esa forma propia de los próceres, de esas figuras señeras de la historia. Nos referimos a una forma diferente de forjar la historia que es una posibilidad para cualquier persona que se comprometa con una vida emprendedora, entendida como compromiso con la invención de nuevo valor para una comunidad a partir de mejorar sus prácticas. Cuando innovamos traemos más armonía a las prácticas de nuestros clientes mediante nuestros productos, servicios o experiencias.

Flores, Dreyfus y Spinosa, desarrollaron una ontología de las prácticas sociales y de su transformación, que son inspiración del nombre de nuestro proyecto.

Estos autores, a su vez, desarrollaron dicha ontología con base en el trabajo de Heidegger y Merleau-Ponty, y sostienen que en occidente hay dos formas no históricas de enfrentar la existencia. La primera de ellas consiste en vivir como sujetos modernos, que controlan un mundo objetivo, a los que denominan agentes cartesianos. En segundo lugar podemos vivir como sujetos posmodernos, ubicados en el fin de la historia. Estos construyen identidades fluidas y prosperan sin apego  estable a una comunidad.
Los autores sostienen que aún es posible “hacer historia”, que aún nos importa la identidad comunitaria, la tradición a la que pertenecemos. Señalan que esto se puede expresar en tres formas: actuando como emprendedores, como ciudadanos comprometidos o como cultivadores de solidaridad.

A ustedes, ¿los inspira la idea de hacer historia?

Comments

  1. Fernando Arocena says

    Querido Juan Carlos: me pegaste en el ojo con este post que leo apenas llegado de mis vacaciones. No he leído a Flores, Dreyfuss, Espinosa, pero el tema de tu artículo me da vueltas en la cabeza ultimamente como duda existencial de cuarentón. Para qué pasamos x el mundo? Para qué es la vida? A qué debiera uno aspirar? Resolver las necesidades materiales, disfrutar de los placeres, ser feliz? Obtener fama, reconocimiento, prestigio? O a mejorar el mundo al que llegamos -hacer historia-? Me seduce mucho la última de las opciones. Aunque a veces pienso que soy el único que pienso así en mi entorno, el impulso para sobrellevarlo es decir “esto no es para todos”. Claro que otras veces, resuelvo la duda con un… “ya pasará, ya voy a madurar”, je. Como sea, bienvenido el proyecto. Y cuenten conmigo para colaborar.

  2. pmiozzi says

    Hoy mas temprano me comprometí a compartir algunas reflexiones que me disparaba la invitación de Juan Carlos en este post, e intento cumplir mi promesa como charlamos en aquellas clases de Comunicación.

    Lo primero que me vino a la mente mientras leía “comunidad de emprendedores” y la invitación a que cada “persona se comprometa”, fue por resonancia el concepto de Bauman de “licuidad”, en su “Vida Líquida” y como antes lo fue (como recuerda otro post http://tr.im/flje) Virilio empleando el concepto de velocidad, en definitiva marcando la imposibilidad de asumir aquella estabilidad que implica el “compromiso” y que es condición necesaria para el desarrollo de vínculos que entretejan una verdadera comunidad (comun unión). Problemática que mas adelante se señala en el post como los posmodernos que “construyen identidades fluidas y prosperan sin apego estable a una comunidad.”

    Y luego la referencia a “ciudadanos comprometidos” me hizo recordar el proyecto de Sergio Bergman en su reclamo por el despertar de la ciudadanía adormecida en cada uno de los habitantes de este pais, donde podamos dejar de estar juntos para estar Unidos, en una nueva forma de entender y de hacer política. (Lectura que recomiendo para reflexionar: http://www.argentinaciudadana.org.ar/propuesta.php)

    Dos aspectos que marcan el desafío y la necesidad de este tipo de proyectos, no solo de prometernos sino comprometernos a hacer, de escribir un nuevo relato.

    Uno a la propuesta de “hacer historia” de una manera posible -comprometidos con “la invención de nuevo valor para una comunidad”, un valor que sustantivo, en su complejidad, involucra muchos aspectos como la responsabilidad social, la ética, la educación, la justicia, y todas las instituciones que atraviesan una organización emprendedora y que marcan entonces una nueva forma de hacer y ser emprendedores, de ser y hacer historia-, el final del prólogo escrito por Héctor Tizón para el libro “La etica del compromiso”:

    “… Y en cuanto a la imposibilidad decretada en los tristes días que vivimos de que los grandes relatos ya no son posibles, sólo podemos responder con la modesta y provinciana aventura que comienza: “En un lugar de la Mancha..:”

    Felicitaciones, mi adhesión y mis saludos cordiales.

  3. Tomas says

    Muy buena la iniciativa Juan Carlos!! No todos los emprendedores empiezan sus proyectos con el fin de hacer historia, pero me parece que es el lugar ideal para hacer transformaciones profundas. Lamentablemente, para cambiar algo a través de la política hay que tener mucha paciencia y eso en general no se lleva muy bien con el espíritu inquieto de un emprendedor.

  4. Francisco Cabrera says

    ¡¡¡Yo También Quiero Hacer Historia!!!

    Estimado Juan Carlos…muy interesante el artículo, tanto como el blog y los proyectos!. Voy a estar pasando seguido por tu espacio…realmente vale la pena. Hoy es mi primera vez por acá…digamos que llegué casi de casualidad…o mejor dicho causalidad…por que estoy buscando temas para incorporar a un programa de desarrollo emprendedor que estoy elaborando en la universidad a la cual asisto.

    La intención del programa es desarrollar el espíritu emprendedor en los estudiantes universitarios y jóvenes profesionales puntualmente con el objetivo de estrechar el vínculo entre los profesionales, los emprendimientos y los emprendedores.

    Desde Rosario ofrezco mi granito de arena para lo que sea necesario.

    Si alguien está interesado en informarse sobre el proyecto que estoy elaborando en la Universidad sólo debe solicitarlo y a la brevedad me voy a estar comunicando.

    Saludos!

    Contacto: espacioemprender@gmail.com

  5. Juan says

    Gracias Fernando, nos mantenemos en contacto, y me gustaría que conversaramos. Proyecto Hacer Historia en algun momento va a llegar a Córdoba!!! Abrazo Juan

  6. Juan says

    @pmiozzi por allí resuena don Bauman en el PHH !!!!
    @Tomas gracias por el comentario!!!
    @Frnacisco Cabrera Muy interesante lo suyo quizas podamos confluir en algun momento!
    Slds a todos!!

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *